Miércoles, 19 Septiembre 2012 00:00

Ondas cerebrales

Valorar este artículo
(1 Votar)

Efectivamente, muchos hemos experimentado en alguna ocasión, cómo hemos logrado comunicarnos sin hablar y así decimos: me has adivinado el pensamiento. Estas ondas cerebrales se propagan por el planeta y se sintonizan en diversos lugares del mundo.  Así hay países pequeños con eficientes y potentes emisiones logran ser conocidos y escuchados en el mundo, mientras que hay otros con el doble o triple de población y extensión, cuyas deficientes emisiones cerebrales sólo se escuchan dentro de sus fronteras.

En ambos casos hay individuos cuyos cerebros privilegiados alcanzan individualmente la suficiente potencia de emisión para ser escuchados y conocidos a nivel internacional. Así, artistas, escritores, pintores, deportistas, políticos y profesionales han logrado que sus emisiones cerebrales se conozcan más allá de sus fronteras territoriales, por la fuerza de su contenido y la potencia de su transmisión, convirtiéndose en cerebros universales y valorando a sus países de origen.

Algunos países colectivamente son muy limitados en este campo.  Sus emisiones y transmisiones no han logrado que se los conozca en el mundo y por supuesto mucho menos que se los escuche.  Transmiten pobre y limitadamente, con poca originalidad y creatividad, solo son repetidoras del pensamiento, la moda, desarrollo industrial, comercial e intelectual mundial.

¿Qué es lo que los limitaría individual y colectivamente? Pienso que en ello al igual que en las computadoras hay dos elementos o aspectos, el primero el “hardware”, es decir lo físico, la construcción, las piezas que forman el equipo. Con deficiencias, desnutrición, insalubridad, desde la concepción al nacimiento los hijos de la tierra, de dichos países, nacen limitados.  Los padres y los hijos padecen las deficiencias del subdesarrollo sin salud ni alimentación.  El “hardware” es pobre expresado en su salud.  Luego viene el “software”, la programación en las computadoras, la enseñanza y educación en los hombres, con ella podríamos corregir las deficiencias del “hardware” pero no lo hacen bien, así la enseñanza no puede ser completa, introducen en los cerebros de los niños y jóvenes unos programas educativos mediocres, unos valores materialistas o fundamentalistas con un nivel académico sin exigencias ni responsabilidades y básico y, en algunos casos, con un comercio de títulos del bachillerato a la universidad que no son garantía para nadie, ni para el mismo poseedor.  Con equipos y programas mediocres no podrán crear o transmitir, ni siquiera utilizar bien los programas que compran del exterior.  Solo vegetan viviendo alegremente, el discurso vacio de los políticos y su demagogia, la vida fácil de la burocracia, el contrabando y los negocios de la droga y otros.

Solo unos pocos cerebros funcionan bien y mantienen esos países, pero cuando las interferencias cerebrales de las masas actúan, no los permiten escucharlos, enriquecerlos y progresar con sus emisiones.  ¿Cuándo cambiaran para el bien de sus habitantes y de la humanidad?.  ¿Como podríamos ayudarlos más eficientemente y sin despilfarros?

Pero más grave y preocupantes es ver lo que acontece en Venezuela, país que lo tiene todo y en razón de sus políticos, seudos revolucionarios subdesarrollados con su política del "Socialismo del Siglo XXI" están en el Siglo XXI haciendo que su pueblo sufra las limitaciones en todos los campos: desde la libertad hasta la alimentación, para ser noticia mundial con la emisión de las ondas cerebrales de sus políticos por la escases de combustibles pasando de exportadores a importadores, y hasta del papel higiénico, por la descomposición social, la corrupción, la codicia y el crimen así como el miedo a expresarse y el terror. Que lamentable, ojala que sus seguidores internos y externos rectifiquen y cambien de rumbo para bien de su país y de los que creen en sus doctrinas y procedimientos en el exterior.

 

Gracias por visitar Pensar.ec
Para que tu vida tenga sentido

COPYRIGHT ©PENSAR.EC
Todos los textos tienen derechos reservados / All Right Reserved

 

Leído 365 veces

Dejar un comentario

Asegúrate de introducir la información obligatoria en los campos marcados con asterisco (*). No se permite código HTML.