Miércoles, 04 Abril 2012 00:00

El Sueño - Los sueños

Valorar este artículo
(1 Votar)

Quizás quien mejor resume estas dos formas de entender ensueño es Johann G. Kohl cuando dice: “La vida es muy corta, y cada momento tiene su valor, pero nos pasamos días enteros durmiendo y años completos soñando.” Antes de continuar vamos a indicar que el sueño es ese estado de reposo desconexión, recuperación de energías que es vital para la especie humana y los seres vivientes. El ser humano que no duerma o tiene problemas con el sueño padece una anomalía que puede llegar a ser muy grave. Es tan importante el sueño, el dormir, que muchas de las barbaridades cometidas por el hombre en la historia, al torturar a ciertas personas, consiste en privarles del sueño. Hasta aquí la parte biológica del sueño.

Ahora nos vamos a referir al soñar, a ese sentimiento consciente e inconsciente que mueve nuestras vidas.

Soñar consistiría en concebir mentalmente y visualizar lo que deseamos, queremos ser o hacer. Son esas aspiraciones de lograr algo, de alcanzar una meta o que un deseo idealizado, positivo o negativo se realice. Ahora bien, podemos soñar en el campo profesional, político, económico, deportivo, amoroso, en ser famosos, en tener un gran amor, en convertir en realidad obras, en campos comerciales, técnicos, físicos, intelectuales o sentimentales que concebimos o visualizamos y alcanzar el éxito en ellos.

En esto radica la diferencia de sueños y soñadores, unos sueñan para lograr algo para si mismos, otros sueñan para lograr algo en beneficio de otros o de la comunidad o el mundo. Estos últimos, al hacer realidad sus sueños, transformaron el planeta.

Así también muchos de los sueños de los grandes hombres y mujeres, con sus vidas realizadas, nos permite contar en la historia de la música, la pintura, el cine, la televisión, el teatro, las artes en general, los deportes, la política, la ciencia y en todos los campos, con los actores que también cambiaron nuestro mundo.

Ello nos lleva a una reflexión: sin sueños y sin soñadores no habría progreso, no habría cambios y la humanidad estaría inmersa en un conformismo y una mediocridad generalizada. No olvidemos también a los que soñaron en forma negativa y con sus sueños ocasionaron las grandes tragedias de la humanidad.

Así como en todo, en los sueños también la bipolaridad de la vida se manifiesta: blanco y negro, luz y oscuridad, bueno y malo, grande y pequeño, y así sucesivamente.

Sueña y lucha por hacer realidad tus sueños, así moverán tu vida y la de tu entorno y porque no, la del mundo, pero nunca te dejes inducir o que manipulen tus sueños.

Te recomiendo visitar y revisar los grandes pensamientos de la humanidad sobre el sueño, en el recuadro de nuestra página web.

“Soñar también es una manera de pensar.” ¿Tú qué piensas?

Gracias por visitar Pensar.ec
Para que tu vida tenga sentido

COPYRIGHT ©PENSAR.EC
Todos los textos tienen derechos reservados / All Right Reserved

 

Leído 553 veces

Dejar un comentario

Asegúrate de introducir la información obligatoria en los campos marcados con asterisco (*). No se permite código HTML.