Jueves, 03 Diciembre 2015 14:42

Islamismo, Isis, Daesh, Comunismo: Similitudes y diferencias

Valorar este artículo
(4 votos)

Los dos quieren o quisieron, conquistar el mundo e imponer su sistema. Los dos forman, entrenan y arman sus células de ataques en los países que quieren conquistar y dominar, mediante actos terroristas, adoctrinamiento y lealtad a sus creencias, más que a los países a los que pertenecen.

Los dos movilizan esas células no solo para actuar en sus propios estados donde dominan con la ley del terror, sino que además les lavan el cerebro para que luchen hasta la muerte por sus doctrinas en cualquier país del mundo para imponerse a nivel planetario.

Los dos invierten e invirtieron, en el caso del comunismo, muchos millones de dólares para financiar sus acciones, sus becas y capacitaciones a nivel mundial.

Los ejemplos más destacados del comunismo son, entre otros, la ex Unión Soviética, en algunos países China, Cuba, Corea del Norte, y otros países europeos, africanos, asiáticos que ya superaron con millones de vidas perdidas y quiebras económicas estas prácticas fundamentalistas asesinas en algunos países antes antes citados.

Ahora han evolucionado con la hipócrita modalidad del Socialismo del Siglo XXI, que con el disfraz rosado quieren camuflar sus rojas, sangrientas y nefastas acciones.

Están felizmente los rojos y rosados en retirada por sus rotundos fracasos económicos y por la lógica de las realidades que los obligaron a cambiar y/o moderar sus extremismos.

Los fundamentalistas negros del Islam de Dash (ISIS) son iguales pero más fanáticos y radicales porque su sistema político está integrado a su religión y su religión ofrece las recompensas divinas y los paraísos con conceptos mundanos, después de la muerte y por ello mueren creyendo que se ganan ese cielo

Los dos son religiones, el fundamentalismo islámico mata en nombre de Dios, el fundamentalismo comunista ateo, mata en nombre del hombre creado a imagen y semejanza de Dios.

El fundamentalismo islámico se moderará cuando la economía que los soporta y cuando los países árabes se debiliten económicamente, a concluir la etapa de la dependencia del mundo del petróleo. Lamentablemente esto es un camino de muchos años más.

La posible salida es crear una generación islámica moderna, que rompa con las barbaridades del islamismo que no tienen que ver con los valores religiosos. Que se libere y dignifique a la mujer, que acepten y suscriban compromisos para respetar los derechos humanos considerados por la ONU y las constituciones y leyes de los países anfitriones, que salgan del miedo y ese oscurantismo retrógrado en el que viven.

Este es el desafío de occidente y de Europa principalmente, crear los espacios de acogida e integración, mediante la educación y podríamos decir civilización, en sus países, para el cambio del mundo musulmán y no darle dichos espacios, en su propio territorio, para que sigan cómodamente iguales y hasta subvencionados, siguiendo los procesos de conquista silenciosa con la herramienta demográfica; de los países anfitriones.

Reflexionemos para crear los caminos para un mundo mejor.

 

Gracias por visitar Pensar.ec
Para que tu vida tenga sentido

COPYRIGHT ©PENSAR.EC
Todos los textos tienen derechos reservados / All Right Reserved

 

Regresar a... 
 
Leído 940 veces

Dejar un comentario

Asegúrate de introducir la información obligatoria en los campos marcados con asterisco (*). No se permite código HTML.