Domingo, 05 Febrero 2012 18:15

La Caja de Crédito Agrario, Industrial y Minero de Colombia y los Concursos de Arquitectura

Valorar este artículo
(2 votos)

Por: Arq. Jaime Durán Laverdeuria                               

La necesidad de cubrir los costos de mi carrera de Arquitectura y la suerte de haber sido aceptado como auxiliar de residente de obra y luego como titular, en la firma CUELLAR SERRANO GOMEZ, la constructora de edificios en altura más importante de Colombia, me permitió conformar, paralelamente con mis estudios universitarios, un record de obras de cierta significación, el cual me calificó, a los 26 años de edad, para organizar el Departamento de Construcciones e Inmuebles de la Caja de Crédito Agrario, entidad con más de 850 sucursales y agencias en todo el territorio nacional, en el año de 1958. 

Desde el día de mi posesión en enero de 1958, mi vida se convirtió en una vorágine de acontecimientos que debí superar para poderme consolidar en la Dirección del nuevo Departamento, con el siguiente orden cronológico:

- Observación y evaluación de las construcciones en proceso.

- Informe a la Gerencia General sobre irregularidades en los contratos de construcción que aún estaban vigentes.
- Rechazo de la Gerencia General al informe presentado al quedar involucradas algunas personalidades políticas, miembros de la anterior Junta Directiva de la Caja Agraria.
- Informe a la Junta Directiva de la Caja sobre los mismos hechos.
- Rechazo de la Junta Directiva a mi informe.
- Denuncia ante el presidente de la Cámara de Representantes de Colombia, el conservador, laureanista, Ab. Ramírez Suárez.

- “Archivo” de mi denuncia en la Cámara de Representantes, sin haberlo presentado a la sesión plenaria.

- Aviso de la Junta Directiva de la Caja sobre su intención de dar por insubsistente el Departamento de Construcciones e Inmuebles.

REUNION CON EL DIRECTOR DEL PARTIDO CONSERVADOR DE COLOMBIA EL DR. LAUREANO GOMEZ:

El Dr. Laureano Gómez, expresidente de Colombia, gran literato, apodado “El Monstruo” por el partido liberal, dado su apasionamiento conservador, llevado a la intransigencia. Fue un avasallante parlamentario cuya oratoria terminaba con cualquier personaje, por muy importante que fuese, que se hubiese atrevido a tocar un solo peso del Erario Nacional, sin llegar a los extremos del Libertador, Simón Bolívar, quien penalizaba este imperdonable delito con la pena de muerte.

El Dr. Gómez habitaba su residencia de tipo ingles en el barrio de La Magdalena en Bogotá, en donde lo visité en horas de la tarde, en su oficina privada, desde la cual dirigía toda la política de la derecha colombiana.

Realmente la imagen del Dr. Gómez, sentado en su mecedora, con una cobija escocesa que le cubría las piernas, a pesar de sus dolencias, era impactante, irradiaba una energía sin límites, a través de la penetrante mirada de sus ojos saltados y el tono profundo de su voz.

Lo saludé y me invito a tomar asiento pidiéndome ir directamente al tema que quería tratar.

- Dr. Gómez, no he venido en función política porque pertenezco al Partido Liberal, sino por razones de ética y moral administrativa, las cuales usted siempre ha sabido defender en el Parlamento Colombiano. Las directivas de la Caja de Crédito Agrario me han amenazado con mi destitución, por mis denuncias, ante la Cámara de Representantes, de actos de corrupción en contratos de construcción.

- Mis informes sobre el tema fueron rechazados por la Gerencia General y la Junta Directiva de Caja y en el momento el presidente de la Cámara de Representantes se ha abstenido de presentar mi denuncia a la plenaria, por lo cual es posible que tenga que renunciar al cargo que he venido desempeñando, con el peligro de que se puedan invertir los papeles y mi retiro se vea injustamente manchado.

No es mi intención defender el cargo, si es necesario estoy dispuesto a renunciar, si es necesario, para que mi demanda sea atendida. – ¡Que renuncia ni qué carajo! Si usted renuncia lo joden porque le roban sus archivos, usted debe de estarlos vigilando permanentemente. En cuanto al debate delo como un hecho casi inmediato. Al mismo tiempo tomaba el teléfono y pedía a su secretaria que lo comunicara con el presidente laureanista de la Cámara de Representantes.

A los pocos minutos le oí decir: “ Dr. Ramírez, está conmigo el Dr. Jaime Durán, Director de Construcciones de la Caja Agraria, quien le entregó un informe sobre irregularidades en esa institución, sin que usted lo haya llevado a la sesión plenaria de la Cámara. Necesito que el contenido de ese informe sea tratado en forma inmediata, no es posible que cuando alguien se está arriesgando, al asumir este tipo de actitudes, no se le preste la atención que merece y que todo quede, como en la mayoría de las veces, en la impunidad”. Así concluyó la entrevista y tres días después en el periódico El Tiempo de Bogotá, a todo ancho de la primera página, apareció este titular IRREGULARIDAES EN LOS CONTRATOS DE LA CAJA AGRARIA, denuncia la Cámara de Representantes.

- La semana siguiente: invasión de funcionarios de la Contraloría y la Procuraduría Nacional investigando todas las dependencias de la Caja. - Un mes después el Dr. Eduardo Aria Robledo renunció a la Gerencia General de la Caja Agraria – Dos meses después, el nombramiento del Dr. Augusto Espinosa Valderrama en la Gerencia General de la Caja Agraria.

Estos acontecimientos ni yo mismo los podía creer, mi edad 26 años, de estrato social de la clase media, sin título profesional. Es posible que mi inexperiencia política hubiese obrado en mi favor. Un político no habría procedido en esta forma, guiado solamente por sus impulsos, sin analizar los pros y los contras, sin entrar en mayores razonamientos. Creo que el destino marca el rumbo, no existe alternativa que permita cambiarlo.

Consolidada mi posición nadie volvió a interferir en mi labor y pude dedicarme a recorrer el país empleando los más variados sistemas de transporte: aéreos, en aviones particulares y de la Fuerza Aérea Colombiana, fluviales: en barcos, lanchas, canoas de colonos o indígenas, terrestres: en campero, autobuses, baldes de camionetas, en mulares o a pie.

El análisis de las necesidades físicas de numerosas agencias visitadas, complementado con la información escrita de las demás oficinas, configuró un censo de las instalaciones de La Caja. Cada tramo se convirtió en una aventura y en un conocimiento directo de las culturas de tan variadas etnias colombianas, incluyendo algunas experiencias en áreas guerrilleras, prolongada durante ocho años, por todas las entrañas de esa querida y tremenda tierra colombiana.

Como resumen de ese análisis general, la Junta Directiva de la Caja Agraria, aprobó el llamado Plan Quinquenal de Construcciones, con su correspondiente orden de prioridades, con el cual cerré la etapa del estudio de necesidades de instalación de las Sucursales, Agencias y almacenes y bodegas de provisión agrícola.

Solamente se aceptaba la alteración del orden de prioridades, para incluir construcciones en las áreas de violencia, con el propósito de generar mano de obra en estas regiones, con la intención de disminuir el incremento de las unidades guerrilleras, siguiendo los lineamientos de la Oficina de Rehabilitación Nacional, creada por el presidente Alberto Lleras Camargo, bajo el siguiente eslogan: RESULTA MAS ECONOMICO PARA COLOMBIA COMPRAR LA PAZ QUE FINANCIAR LA GUERRA. Una parcela, un arado y el apoyo de los servicio de La Caja Agraria, a cambio de un fusil, en las áreas, en donde los jefes naturales fueron algunos guerrilleros como: El Chispas en Caldas, Mariachi, los Salgueros padre e hijo en el Tolima, Abelino Téllez en Yacopí, Tiro Fijo, Sangre Negra y El Mico en las selvas del Caráre.

La magnitud del Plan Quinquenal de Construcciones requirió de la colaboración de numerosos profesionales independientes, por lo cual se reglamentó la adjudicación de proyectos arquitectónicos por el sistema de Concursos de Anteproyectos y contratos de construcción por licitaciones públicas de adjudicación inmediata por el sistema de Promedios Ponderados.

La Junta Directiva de La Caja Agraria, aprobó la adopción del Sistema de Concursos, para la adjudicación de contratos de proyectos arquitectónicos, al tener en cuenta los siguientes beneficios para la Institución:

Poder escoger dentro de una gama de opciones, los anteproyectos de mejor nivel funcional, estético y racional, en la solución de las necesidades espaciales de las sucursales y agencias.

La adopción de este sistema sería un ejemplo para el Gobierno Central en la distribución democrática de los contratos de estudios arquitectónicos.
Beneficios para la Sociedad Colombiana de Arquitectos.

Dar la oportunidad a todos los arquitectos colombianos de poder demostrar su capacidad creativa, como único mérito de calificación, para dar su aporte profesional al desarrollo de sus ciudades.

Estas competencias profesionales obran en beneficio del mejoramiento general del nivel arquitectónico de los proyectos.

Presencia de nuevos talentos en la arquitectura colombiana, que no habrían podido surgir, al no poseer los niveles económicos, sociales o políticos necesarios ante las entidades estatales.

Beneficio Común:
La adopción del sistema de concursos arquitectónicos por parte del La Caja Agraria, sirvió, con su ejemplo, para lograr la Ley Cuarta de 1.962, que obligó a todas las entidades estatales a adjudicar los contratos de los estudios arquitectónicos por medio de las citadas competencias, contribuyendo en esta forma, a alcanzar altos niveles en el desarrollo de arquitectura nacional, disminuyendo, como consecuencia, la intervención de arquitectos extranjeros.

Muchas entidades privadas en Colombia, han adoptado los concursos arquitectónicos, como una forma de proteger sus inversiones, con el convencimiento de que las calidades estéticas y funcionales de un proyecto arquitectónico, logradas por selección, son elementos de valorización de sus inversiones. Los costos de un concurso arquitectónico son insignificantes comparados con los perjuicios económicos de un proyecto deficiente.

Gracias por visitar Pensar.ec

Para que tu vida tenga sentido

COPYRIGHT ©PENSAR.EC
Todos los textos tienen derechos reservados / All Right Reserved

Regresar a... 
 

 

Leído 547 veces

Dejar un comentario

Asegúrate de introducir la información obligatoria en los campos marcados con asterisco (*). No se permite código HTML.